75.1 F
Raleigh
Saturday, June 15, 2024

México tatuado en letras

Tienes que leer

Maria del Refugio Sandoval Olivas
Hgo del Parral, Chihuahua, México La pasión por escribir se manifestó desde su juventud, consolidando su primer encuentro formal, con su participación en el año 2002 en Historias de Migrantes, en el 2007, responde a    convocatoria emitida por la SEP y su historia de vida docente es seleccionada en la antología“Huellas en el tiempo”. En el 2009 publica el libro autobiográfico “Anhelos, sueños y esperanzas”, en el 2011 “Una Rosa sin Espinas”, 2013 es antologada en “Experiencias directivas exitosas”, 2015 y 2016 antologada en “Monografía de Competencias docentes”, convocadas por ENSECH; colaboradora en el Diseño de guías estatales para trabajar los Consejos Técnicos Escolares, autora de varias ponencias publicadas digitalmente,  como “Oralidad de la Lengua” en Argentina,  asistente y ponente en Congresos Educativos, dictaminadora del Congreso Nacional de Investigación Educativa, cuento “Dulce” publicado en 2018,  “Suspiros rotos” poemario publicado en 2019, cuentito “La navidad y yo” 2019; además,  es editorialista semanal en el periódico “El Sol de Parral”. Jubilada de SEP en el 2017 sigue aportando al sector educativo como: tallerista para padres de familia, docentes, alumnos y público en general. Conferencista en distintos niveles educativos en el estado de Chihuahua. Participante activa en los “Encuentros de escritores parralenses” Cuenta cuentos en preescolar y primaria. Practica el cachibol, en la Delegación de jubilados y pensionados DIV2 Socia activa de la Benémerita y Centenaria “Sociedad Mutualista Miguel Hidalgo”

México tatuado en letras

“Nombrar es omitir”, bajo esa premisa y solicitando anuencia del amable lector, porque pese a conocer la cita, me permito nombrar algunos de los autores mexicanos y sus obras que han dejado huella profunda en mí caminar literario. Recurro a la brevedad y concisión, tratando de abarcar la mayor cantidad posible permitida; estando consciente, de la importancia que entraña cada una de sus aportaciones, aunado al reconocimiento de que la otredad, se convierte en pilar constitutivo de lo que somos y en puente que vincula al mundo con todo lo que nos trasciende.
El universo es tan amplio y vasto que debo delimitarlo para enfocar personajes, obras y contextos, porque en la medida que incursiono en su lectura, se abren nuevas aristas y puertas que emiten destellos invitando a ser explorados.
En primera instancia, me remito al Rey Poeta de México, Nezahualcóyotl (1402-1472), quien escribe a la tradición lírica náhuatl, enmarcada en los cantos a la angustia, la poesía y lo divino.
Dando un gran salto en el tiempo, llega a mi mente la poetisa Sor Juana Inés de la Cruz (1648-1695), primera escritora feminista, quien, con la magia de su pluma y el uso literario del soneto, se adelanta en el tiempo e incursiona en ese cuestionamiento que se opone ante la disparidad e inequidad de género.
Sin duda alguna, descubrir a Amado Nervo, ha sido un alimento para el espíritu, un oasis de calma que transporta mi alma a la introspección y reflexión; su poema “En paz” (1916) utiliza magistralmente metáforas y símbolos invitando a valorar las distintas etapas de la vida, el reconocernos seres mortales y finitos y el agradecimiento ante las experiencias acumuladas.
Octavio Paz (1914-1998), se hace acreedor al premio nobel de literatura en 1990, reconocido como el intelectual más importante del siglo XX; desde los diecisiete años publica sus primeros poemas, distinguiéndose por ser un lector acérrimo y crítico, escritor, ensayista y dramaturgo. En su ensayo “El laberinto de la soledad”, presenta un escrutinio de la identidad nacional, así como las tradiciones y costumbres que han formado parte inherente de su ser.
Soy mediadora de la sala de lecturas “Leyendo y Reconstruyendo”, ubicada en Hidalgo del Parral, Chihuahua, tengo la oportunidad de presentar a la comunidad textos para su lectura y análisis, siendo así como he encontrado una amplia gama de posibilidades. Entre los autores seleccionadas leídos se encuentra Laura Esquivel, cuya obra cumbre: “Como agua para chocolate”, data de 1989, esta, trata sobre el amor imposible a causa de una de las tradiciones imperantes de esa época en México. Con un lenguaje asequible, permite incursionar en algunas de las delicias culinarias de este bello país, impregnadas de emociones, que las hacen únicas y especiales; su estructura consta de doce capítulos, uno por mes, y cada uno de estos, inicia su apertura con una receta especial, misma que va vinculando y dando pie al desarrollo de la trama.
Sofía Segovia (1965), se ha destacado como periodista, guionista, tallerista, escritora de discursos políticos y una gran novelista, su segundo texto, “El murmullo de las abejas” (2015), ha sido traducido a más de treinta idiomas. Fue nombrada entre las mujeres más influyentes de México y su libro se posesionó en primer lugar en la literatura latinoamericana, debido al alcance y reconocimiento de su obra. El personaje principal se presenta con algunos problemas congénitos, por lo que no habla por sí mismo, pero escucha, piensa y actúa con conocimiento de causa, presentándose a sí mismo, como un gran conocedor de la vida, desde la intuición amorosa y el respeto por la naturaleza.
Daniel Miranda Terrés, (1988) es un poeta joven del estado de México, su publicación no es extensa, pero ha ganado algunos premios importantes con sus producciones. “El libro de la enfermedad” (2016), es un poemario de largo aliento, abordado desde el arte nuevo de hacer libros, con espacios en blanco, espacialidad, epígrafes, entre otros. Sus palabras forman versos, estos, párrafos, que van sembrando su contenido, cumpliendo el cometido principal del poema: la economía del lenguaje, ir cargado de sentimientos que viajan en los distintos recursos poéticos que utiliza magistralmente hasta llegar al canal receptivo del lector.
Daniel Medina (1996), joven poeta de Mérida, Yucatán, ganador de premios nacionales y peninsulares, director y fundador de la revista literaria Bistró y tallerista. Posee gran dominio sobre el conocimiento, historia y evolución de la poesía, abordando temáticas sociales, con esa escritura que está impregnada de jovialidad y frescura, no por eso, exenta de profundidad.
Rosario Castellanos (1925-1974), escritora, poetisa, dramaturga, diplomática, precursora del movimiento de liberación femenina, dio voz a las mujeres, los indígenas y a la clase social más desprotegida. Una de sus frases célebres: “Mujer que sabe latín, ni tiene marido, ni tiene buen fin”, es utilizada como sátira y crítica ante la falta de oportunidades para que la mujer, declinara en su intento de acceder a la educación, obteniendo a cambio, el premio de un marido.
Por último, pero no menos importante, me permito nombrar al poeta, escritor, ensayista, tallerista y editor parralense, Federico Corral Vallejo (1969), quien ha sido galardonado a nivel nacional e internacional por la fuerza que imprime a sus letras; es un impulsor incansable de la literatura desde distintos ámbitos, llámese: talleres, coloquios, conversatorios o recitales, donde ha encontrado nuevos talentos, mismos que son arropados bajo su auspicio, hasta pulir sus alas para emprender su propio vuelo. Su última novela, “El otro Federico: más allá de la ficción”, es un texto con tintes biográficos, que cimbró mi alma de emociones al ir avanzando en sus páginas.
Con esta breve introducción de cada uno de los autores literarios mexicanos que se consideró prudente mencionar, ¬ —omitiendo a Juan Rulfo, por tener designado su propio espacio—, se pretende dejar un testimonio fehaciente de la riqueza que entraña la lectura de sus textos. México presenta una extraordinaria abundancia y diversidad temática en cuanto a literatura se refiere, es un país histórico con una gran riqueza cultural, lo cual permite ofrecer múltiples alternativas para que los escritores expandan su conocimiento y uso de la literatura en sus diversos géneros, y así, hacer llegar la magia existente del pasado, presente y su proyección futura.

- Advertisement -

Más para leer

- Advertisement -

Reciente